All branches of the Marin County Free Library will be closed on Monday, September 1 for Labor Day.

Share this

Había una vez una doncella bella y aventurera (esa soy yo) a la que le gustaba viajar y conocer lugares nuevos. Así fue como acabé en Bolinas, un pueblito requete-escondido en el condado de Marin, aquí en California.

Llegar ahí es la mitad de la historia. Agarras la famosa y pintoresca Pacific Coast Highway también conocida como la Ruta Estatal 1. Lo que tiene de espectacular esta ruta también tiene de larga y sinuosa con más de un millón de recovecos y curvas cerradas. Yo tengo que hacer el viaje con la cabeza descolgada por la ventana y oliendo alcohol para aplacar el mareo. Mi hermana se moriría; ella nada más que tolera viajar en líneas rectas o sea que a menos que atraviese Mount Tamalpais, no veo como llegaría a Bolinas.

Bolinas se encuentra un un lugar idílico al lado de la costa, rodeado por vegetación y al pie de montañas y parques nacionales. Se considera un enclave de contra-cultura de poetas, bohemios, enviromentalistas, artistas y escritores. Lo que se dice, hippies. O como dice mi papá "los patas tejidas." Sus habitantes se cuentan por los cientos (y las calles con un solo dígito). Me imagino que todos los residentes se conocen, lo que probablemente no es tan buena noticia para los chicos jóvenes. Imagínate tratar de escaparte de la escuela o hacer maldades por ahí. Todos deben de andar derechos como velas digo yo.

Seguimos en la manejadera:

María - Yo creo que estamos cerca

Yo - ¿Cómo? No te acuerdas?

María - Creo que después de la tercera curva, hay una entrada a la izquierda y por ahí es

Yo - Bueno habrá un letrero por alguna parte

María - De eso nada monada

Ajá. Resulta que los habitantes de Bolinas son famosamente recluídos (como cangrejos) y no van de turismo ni de pompa y circunstancia. En los últimos 20 años, cada vez que las autoridades han puesto un letrero con el nombre del pueblito en la Ruta Estatal 1, el mismo ha desaparecido misteriosamente. El letrero que más duró, estuvo puesto por 36 horas.

Lo que me trae al punto de esta historia. En el medio de las peripecias para encontrar el pueblito, me vino a la mente un dicharacho cubano: "Se fue a bolinas" que quiere decir "como que desapareció y no fue visto nunca más."

Apuesto el millón de presidentes muertos que no tengo, que el origen de este dicho tiene algo que ver con el hecho de que el pueblo real de Bolinas está, perdonen la expresión, en casa del carajo. Por cierto, mientras le explicaba los paralelos a María por poco nos pasamos la pinche entrada.

Share this
Posted by: Mildred

Mildred works in Technical Services.

This is an official blog for the Marin County Free Library.

County of Marin Social Media User Responsibility Guidelines

Comments

Add comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.